Indiscreciones de Terror!!!

calacas.png

El tema de hoy cae como anillo al dedo por la fecha ya que al ser Halloween me encantaría hablar de las preguntas espeluznantes que hace la gente indiscreta.

Este tipo de gente simplemente no cuenta con el grado de confianza para hacer preguntas íntimas, o cuestionan lo que todos los demás sospechan pero no se atreven a decir o simplemente aprovechan el momento menos indicado para disparar el comentario más incómodo.

Los temas candentes que disfrutan los indiscretos de terror son:

Sexualidad: las personas que uno acaba de conocer y quieren saber a qué edad perdió la virginidad, con cuanta frecuencia tiene relaciones cuando tiene novio y casi hasta qué marca de pastillas anticonceptivas compra.

Embarazos: en esta categoría va desde preguntarle a alguien si está embarazada cuando en la realidad o solo es gorda o acaba de parir y sigue con pancilla, hasta decirle a una mujer de 8 meses de embarazo; ¡qué panzota!

Etapas de la vida: los que presionan que cuándo tiene uno novio, que cuándo se casa, que cuándo tiene un hijo y cuando por fin suceden todas las anteriores que cuándo tiene otro. La historia sin fin :$

Exes: esta es de mis favoritas; en el banco, el supermercado, la pulpería o en el mall el indiscreto necio siempre llega a preguntar por la vida del ex de uno; ¿qué se ha hecho fulanito? ¿cómo es que se llama la novia nueva? Como si yo supiera la vida y milagros de fulanito o mi interesara. La historia no termina ahí, porque al contestarle que uno no sabe nada como para cambiar el tema,  él empieza a contar todos los detalles que maneja como que se mudó a otra casa, que cambió de trabajo y hasta el pedo que se echó la semana pasada. Datos que uno por supuesto quería saber y eran reimportantes para la vida.

Peso: con este tema es como si tuvieran una balanza mental en la que detectan si uno subió o bajó medio gramo. Cuando la pérdida de peso empieza a ser evidente por tristeza o depresión la pregunta no tarda en llegar: ¿estás corriendo o haciendo mucho deporte?

Hijos: imagínense la escena en la que van al supermercado con su hij@ y se acerca una desconocida y le dice; “qué linda de fijo se parece al papá”, esa vieja metiche no sabe si la chiquita es adoptada, si no se parece a ninguno, si es su hija efectivamente y al final de cuentas qué p%$&!& le importa.

Trabajo: los típicos metiches que sin ninguna razón quieren saber cuánto gana uno.

Es triste saber que normalmente se salen con la suya porque se aprovechan de que lo agarran a uno fuera de base y es inevitable no contestarles. Sería un éxito entrenarse para este tipo de indiscreciones y a la próxima que le pregunten responder con una pregunta peor como; ¿vos dejaste de hacer ejercicio o simplemente te has engordado?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s