¿Cómo dejarse de pendejadas para ser feliz?

pendejadas.png

Según Wikipedia que es uno de mis medios favoritos de consulta, pendejo en Costa Rica es la palabra que se usa coloquialmente para referirse a una persona miedosa o cobarde. Por ende, las pendejadas son las tonteras que hace este pendejo.

Se supone que ser feliz es gratis y es una decisión personal, sin embargo, nos cuesta tanto llegar a este estado y aún más poder mantenernos ahí, que estoy segura que más de uno preferiría pagar.

En mi caso, trato de tener buena actitud la mayoría del tiempo, pero mi felicidad aún es una inconstante que viene, se va, aumenta, disminuye y a veces hasta cae de picada o se dispara en cuestión de minutos.

Como parte de los objetivos de este año, me propuse ser más feliz, suena súper simple pero lograrlo es un toque más complicado. Hay que trabajar en eso cada día y aún así uno flaquea cuando el idiota del carro de adelante se queda sacándose los mocos con el semáforo en verde, cuando uno va a una reunión y lo dejan esperando treinta minutos o cuando la gente promete cosas que nunca piensan cumplir.

Pueden existir millones de artículos y hasta libros de este tema, pero yo he descubierto que la forma más fácil de ser feliz es dejarse de pendejadas.

Una de las cosas que nos hace más infelices es reprimirnos, decir que sí cuando no queremos hacer algo, tener ganas de demostrarle los sentimientos a alguien que nos gusta pero no hacerlo por miedo al rechazo, mantener relaciones laborales, amorosas o amistosas que nos restan. Dejen de ser tan pendej@s y tengan más de aquellos que a las gallinas les sobran.

Otra pendejada común es ser un soñador profesional, siempre decir las cosas que quiere hacer, productos que quiere inventar, destinos que quiere visitar y al final no hacer nada. Eso causa un nivel de frustración del carajo, además de hartar a los que le rodean por ser tan pura paja. Deje de ser tan pendej@ si no puede completar la lista, haga al menos uno de los puntos.

Aferrarse a las cosas, personas, lugares y en especial al pasado es una gran pendejada. Suelte, deje ir, cambie, atrévase. Nadie dice que es fácil pero al dejar ir, estamos dejando entrar de inmediato nuevas oportunidades.

En este mundo sobran los que nos serruchan el piso, bajan la autoestima y nos devalúan. Pues muchas veces, es usted mismo el que va encabezando el grupo. Acéptese, perdónese, al final del día cada uno sabe lo que vale y es una pendejada “autobasurearse”, porque este fue el cuerpo y la personalidad que nos tocó y como no se aceptan devoluciones, mejor empezar a verle el lado bueno.

Rodéese de gente que no sea tan pendeja, si bien todos tenemos malos momentos, cuando ya la vida de alguien se convierte en un mal momento infinito que le consume la energía, salga corriendo.  La felicidad es contagiosa pero algunos son inmunes.

Diga lo que siente, haga lo que quiera y cumpla sus sueños, mientras los demás están ocupados en pendejadas.

4 Replies to “¿Cómo dejarse de pendejadas para ser feliz?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s