Dime qué guaro te da y te diré quién eres

4-GUARO

Empiezo aclarando que el hablado de “tú” es solo para efectos del título.

Entrando en materia ¡qué duro cuando uno no controla su consumo de alcohol y empieza a hacer feo! El que esté libre de este pecado que tire la primera piedra y al que nunca le ha pasado mejor ni siga leyendo. Este no es un post para usted.<!–more– lo que viene está mejor>

Al profundizar sobre el tema, es demasiado divertido recordar cómo a cada persona le pega de una manera diferente.

Mi tarea fue clasificar cada uno de estos estados vergonzosos, pero su tarea es ubicarse en el que mejor lo identifique:

Guaro celular: este no requiere mucha explicación, pero ¿qué hacía la gente antes de que existieran los celulares?¿ será que iban a tocarle la puerta al ex en plena madrugada? (piénselo, es interesante). Con la evolución de la tecnología la pelada también va más allá; antes era una simple llamadilla inesperada, ahora usted manda mensajes escritos o de voz, fotos y hasta videos que la persona podrá conservar para siempre.

Guaro celular internacional: es igual que la anterior solo que con el individuo(a) fuera de las fronteras nacionales. Aunque antes salía más cara la broma, gracias al internet logra el efecto deseado sin pagar unos cuentones.

Guaro Carebear: unos traguitos de más y siente como el amor empieza a invadirlo y desea abrazar y besuquear a todo el que pasa por enfrente, siente que todos son sus amigos y no puede esperar para decirles todos los bellos y puros sentimientos que tiene por ellos. Oso cariñoso es un piropo.

Guaro Brad Pitt: de repente mágicamente todos sus complejos desaparecen y ese día se siente matador, no piensa dejar títere con cabeza. Le tira a todo lo que le pasa por enfrente y con una seguridad que se cree tan guapo que hasta confunde, pierde la noción del espacio personal y aborda a quemarropa, pero acuérdese el que está borracho es usted, no toda la fiesta.

Guaro yunque: cada trago se convierte en una tonelada de cemento en su cuerpo hasta que no puede más con su vida y se desploma cayendo adonde sea. Se convierte en un peso muerto y no pueden levantarlo durante horas por lo que terminan dejándolo botado hasta que el efecto pase.

Guaro náufrago: le empieza a dar esta hambre como si llevara 2 meses abandonado en una isla desierta solo tomando agua de pipa. Quiere comerse el mundo (pero literalmente). Si hay comida en la fiesta, se la termina y si no, ruega casi llorando que lo lleven a comer. Y ya en el restaurante/soda/chinamo hace todo un espectáculo saboreando cada bocado y luchando por llevárselo a la boca.

Guaro invisible: simplemente se pasa de tragos y siente que nadie lo ve, entonces deja el pudor de lado y se entrega a la fiesta y cualquier acto vergonzoso que en sus cinco sentidos jamás haría.

Guaro Hulk: siempre anda peinadito y vestidito hasta que toma y se transforma en un monstruo, todo lo destruye y anda buscando con quién pelea.

No se avergüence ni se arrepienta, porque más de un cuento, buen recuerdo o por lo menos aprendizaje tuvo que haberse ganado. El problema es que se identifique con dos o más y se gane el título del tapis multifacético del grupo.

*Imagen por Karol Vindas

2 Replies to “Dime qué guaro te da y te diré quién eres”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s