De amigo secreto a “Secret Santa”

Untitled-160.png

Esta navidad me ha dado mucha risa ver como cada vez se propaga más el concepto este de “Secret Santa”. Pueden pensar que soy una pola o que no sigo la tendencia pero en mis tiempos era el amigo secreto, así en español sin tanta vara.

Le llamen como le llamen, en español, inglés o mandarín hoy quiero compartirles varias de mis reflexiones acerca de esta tradición navideña.

Se supone que navidad es una época de dar y tener los mejores deseos hacia los demás. Es el momento del año en que la mayoría de gente anda feliz y se quieren los unos a los otros, toda la historia suena muy linda hasta cuando reparten los papelitos del amigo secreto y siempre hay alguien que lo devuelve porque le tocó el que le cae mal. Primero, si hay gente jugando que no le agrada mejor no participe, segundo por darle un regalo a esa persona no se va a morir, la gente hace cosas peores todos los días por compromiso y tercero si lo que quería era que le tocara uno de sus amiguis no tiene que inventarse todo un jueguito para eso solo deles un regalo y listo.

Si hay regalos pequeños antes del gran regalo final, por la víspera se saca el santo; desde la primera vez que su amig@ le deja algo, sepa que así va a ser todo el juego. Si es pinche en el principio no espere un regalo final, si no le da nada los primeros días, nunca le va a dar nada y si es un gran botado vaya frotándose las manos porque lo que viene, es bueno.

La gente es tan vina que en vez de disfrutar la identidad secreta de su amig@ se dedican a ir uno por uno preguntado; ¿a usted quién le tocó? Y ante cada respuesta se quedan medio incrédulos. Es obvio que si se pone frente al que le da (estamos hablando de regalos, obvio) no le va a decir la verdad, entonces limítese a jugar y dejar de creerse detective de CSI.

Otra cosa que no entiendo, es si bien la gente necesita guía en los gustos y preferencias de su amigo, porque en las listas de regalo en vez de poner; “quiero el cd nuevo de Arjona”, ponen maquillaje, adornos, ropa, algo más amplio porque sino es demasiado sin gracia.

El día final, es una playada porque siempre hay alguien que se queda sin regalo porque el fulanito que le daba no fue, porque se le olvidó o porque le valió. Eso debería pagarse con cárcel así como el incumplimiento de pensión alimenticia porque es quebrar uno de los reglamentos navideños más sagrados, causando daños y prejuicios en la ilusión de alguien.

Esta navidad para un amigo secreto exitoso tengo las siguientes recomendaciones:

  1. Sea quien sea que le toque en el papelito, es su destino, no intente cambiarlo y piense que el día de mañana puede ser su jefe, cuñado o la persona que le haga un favor. No discrimine, uno nunca sabe las vueltas de la vida.
  1. Regale lo que le gustaría que le regalaran a usted, a nadie le gusta la gente pinche.

3. No trate de averiguar quién es su amigo, en un par de semanas va a saber. Solo disfrute el juego.

  1. Incluya en la lista de regalos las categorías de las cosas que le gustan, no el regalo en específico porque sino la sorpresa se arruina.
  1. El día del regalo final, lleve el regalo de su amigo.
  1. No suelte el regalo que lleva hasta asegurarse que su amigo si trajo el suyo. Dando y dando…
  1. Si su amigo no llevó su regalo, vaya a tirar huevos a la casa de ese/esa hp…

Feliz ya casi Navidad!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s